Salud Para Celíacos

Todo sobre la enfermedad celíaca

Si has llegado a esta página web, es probable que seas celíaco o alguien muy cercano a ti padece esta condición. También, puede ser que quieras conocer sobre el tema, documentarte, comprender qué es la enfermedad celíaca o ayudar a alguien.

En cualquier caso, llegaste al lugar indicado. Pero ojo, aunque nos especializamos en la enfermedad celíaca, la verdad es que tratamos de enfocarnos en ella desde un enfoque totalmente positivo. Esta es una web orientada a la Salud para celíacos, la buena vibra y la vida sana. 

En 2011,  un estudio reconoció que: El conocimiento en Enfermedad Celíaca (EC) ha mejorado sustancialmente en las últimas décadas, cambiando muchos de los conceptos históricamente aceptados sobre este tema.

Ahora bien, pese a los crecientes avances, todavía hay mucha confusión respecto a los tipos de celiaquía, los síntomas asociados a esta afección, los tratamientos disponibles y los métodos de diagnóstico.

Saludparaceliacos.com pretende ayudar a todos los que afrontan el reto de vivir sin gluten. Tanto si estás recién diagnosticado, como si tienes años conociendo tu condición, aquí hallarás noticias, novedades, vídeos, recetas, restaurantes y todo lo que necesitas saber para vivir mejor siendo celiaco. 

¿Qué es la enfermedad celíaca?

Otros nombres: Esprúe Celíaco, Celiaquía, Celiaquismo. 

Es una enfermedad sistémica de naturaleza autoinmune que afecta notablemente el funcionamiento del sistema digestivo. Morfológicamente, cursa con inflamación de las vellosidades intestinales como respuesta a la ingesta de gluten afectando  el proceso normal de absorción de nutrientes. 

intestinos celiaquía

Sistémica

Es sistémica porque afecta a todo el organismo. Es decir, n o se trata de una afección localizada o que hace daño a un órgano específico. Claro, se sabe que cursa con complicaciones digestivas y que genera atrofia de las vellosidades intestinales, pero todo el cuerpo (cualquier órgano o tejido) puede verse afectado de manera múltiple y simultánea. 

Autoinmune

El aparato inmune es el gran efector que traduce la predisposición genética del individuo en la sintomatología celiaca. 

Así, el sistema inmunológico deja de proteger el organismo de la persona celiaca de agentes externos y pasa a dañar sus propias células y tejidos como respuesta a la ingesta de gluten. 

Crónica

A pesar de los esfuerzos. La enfermedad celiaca es Crónica e incurable. Su único y más eficaz tratamiento es llevar una dieta libre de gluten.

De predisposición Genética

Se ha demostrado ampliamente que existe una predisposición genética a padecer la enfermedad. Algunos se preguntan si es un gen que transmite el padre o la madre pero no es de transmisión exclusiva ligada al sexo. Cualquiera de los progenitores o ambos pueden aumentar la predisposición de sus descendientes. 

Síntomas de celiaquía

Los síntomas de la celiaquía se dividen en: Digestivos y extradigestivos. Es decir, los que se relacionan directamente con los intestinos y los que no. Los síntomas clásicos, incluyen diarrea, hinchazón abdominal y malabsorción de nutrientes. 

Pero como ya mencionamos, pueden ser muy variables, incluso dependiendo de la edad. Por eso, si eres adulto y te preguntas ¿cómo saber si soy celíaco?, lee nuestra sección sobre síntomas de celiaquía en adultos.

También, puede interesarte: Celiaquía en ancianos y si eres padre: te servirá  ¿cómo saber si mi hijo es celíaco? en la sección de Enfermedad celiaca en niños y/o adolescentes.

Ancianos

Embarazo

Determinación

Por qué es tan complicado el diagnóstico

Una de las razones por las que ha sido tan complicado diagnosticar correctamente y a tiempo el celiaquismo es que, al ser sistémica y de naturaleza autoinmune, los síntomas pueden variar enormemente de un organismo a otro. 

Para empezar, existe lo que llamamos enfermedad celiaca clásica, cuyos síntomas clínicos son más o menos consistentes de un paciente a otro. Pero, el tipo clásico no es el más común en adultos. 

Al contrario, existen otros tipos de celiaquía con manifestaciones sintomáticas tan variables (o sin ellas) que complican mucho el panorama. Para sumar, las pruebas de laboratorio son costosas y ni siquiera los resultados de análisis genéticos son 100% concluyentes. 

El diagnóstico se logra mediante la combinación de la historia clínica del paciente y diversos estudios. Por otro lado, la realización de biopsias del intestino delgado es parte fundamental del proceso diagnóstico de la EC, siendo imprescindible una recogida, transporte e interpretación correcta de las muestras.

En ciertos niños y adolescentes con síntomas muy claros, no será necesario, pero en adultos, la biopsia intestinal sigue siendo obligatoria en todos los casos.

Ten cuidado con los diagnósticos rápidos. Según el Protocolo para el diagnóstico precoz de la enfermedad celiaca 2018 avalado por la Sociedad Española de Enfermedad Celíaca (SEEC) y otras 10 instituciones sin fines de lucro, ningún adulto puede ser diagnosticado como celíaco sin biopsia intestinal siguiendo metodología correcta de muestreo. 

Los anticuerpos y el diagnóstico precoz de la enfermedad celiaca

Como en toda enfermedad, un diagnóstico precoz puede evitar muchas complicaciones. Un factor clave es la presencia de anticuerpos circulantes específicos. 

Para explicarlo sencillo: al llevar una dieta normal, con gluten, se realizan exámenes de sangre y se observa si hay presencia de dichos anticuerpos.

Luego, no podrás comer gluten y se repiten dichos exámenes. Si los anticuerpos están elevados mientras comes gluten y se suprimen bajo la dieta sin gluten, es un indicio bastante útil de que padeces enfermedad celíaca. Pero recuerda que de manera aislada, la presencia de los anticuerpos NO es concluyente. 

Los Autoanticuerpos circulantes específicos son: haplotipos HLA (antígeno leucocitario humano) DQ2 (DQ2.5 y/o DQ2.2) y/o DQ8 y enteropatía.

¿Por qué se produce la enfermedad?

Existe en los individuos predispuestos una susceptibilidad genética que provoca reacciones adversas como respuesta al consumo de gluten. Además, se suma el efecto de factores ambientales diversos. aunque los datos disponibles hasta el momento son contradictorios. 

Por lo tanto, no puede decirse categóricamente cuáles son las causas de la celiaquía, pero haciendo una revisión bibliográfica extensa, puede sugerirse algunos elementos para determinar «grupos de riesgo», algunos de estos son: 

 

  1. Ser familiar de un celíaco ya confirmado (sobre todo si es de primer grado: padre o madre).
  2.  Algunos estudios sugieren que el parto vaginal surte un efecto protector ante la EC. Aunque no son concluyentes, esto implicaría que los nacidos por cesárea, son más propensos. 
  3. Se considera a los antibióticos como un factor contribuyente al desarrollo de la EC, especialmente en niños con infecciones durante el primer año de vida.
  4. Según la denominada hipótesis del «exceso» de higiene, los niños crecido en entornos más pobres, tienen menor tendencia. 
  5. Las infecciones virales agudas en niños debidas a rotavirus, astrovirus, y adenovirus, entre otros, pueden ser un factor de riesgo para la EC. 
  6. Son grupos de riesgo aquellos niños o adolescentes que padecen alguna de las siguientes afecciones: Enfermedad tiroidea autoinmune, Déficit selectivo de inmunoglobulina A, Enfermedad hepática autoinmune, Síndrome de Turner, Síndrome de Williams, Enfermedad de Addison, Asma.  

Tipos de celiaquía y afecciones relacionadas al gluten

Enfermedad celíaca subclínica

Enfermedad celíaca clásica

Enfermedad celíaca NO clásica

Enfermedad celíaca latente

Enfermedad celíaca refractaria​

Enfermedad celíaca potencial

Intolerancia al gluten no celíaca

Enfermedad celíaca seronegativa​

Trastornos relacionados​ a la celiaquía

Alergia al trigo

Alergia al gluten

¿Qué pueden comer los celiacos?

Cualquier alimento que no contenga gluten, lo que parece sencillo debido a la grandísima variedad de alimentos en estado natural: frutas, verduras, granos y un sin fin de recursos disponibles. 

Pero solo cuando eres celíaco descubres que comerte unas botanas con tus amigos, llevar a tu nene a una fiesta de cumpleaños o hacer la merienda del cole puede ser todo un reto. 

De modo que la calidad de vida está directamente relacionada con aquello que podemos comer, cómo, cuándo y cuánto. Y si eres recién diagnosticado puede ser que este párrafo esté a punto de llevarte de la risa al llanto. Solo allí te das cuenta que el @#%/!n gluten está en toooodas partes 😉

La alimentación es para casi todos, una cuestión de elección. Para ti que eres celíaco, también es una cuestión de salud.

Entendiendo esto, llevar un estilo de vida moderno se complica. Cosas simples como tomar unas birras o comprar una pizza requiere algo más de esfuerzo. Y ni hablar de los precios…ya hay muchos que quieren gritar a voz en cuello: «¡¡¡Soy celíaco…No millonario!!!»

Pero llevar un estilo de vida sano y libre de gluten no es imposible. Sí se puede y para eso estamos aquí, para ayudarte en todo lo que podamos y hacerte el camino un poquito más fácil. 

Tratamientos para la enfermedad celiaca

El único tratamiento eficaz y de efectos permanentes es mantener una dieta totalmente libre de gluten. 

Lo peligroso del asunto es que, por voluntad, por mal etiquetado, por contaminación cruzada o gluten oculto, puede superarse el umbral de consumo lo que conlleva un riesgo de contraer enfermedades neoplásicas del tracto digestivo como carcinomas esofágicos y faríngeos, adenocarcinomas de intestino delgado y linfomas no Hodgkin.

Se suman otras complicaciones como infertilidad, problemas neurológicos, problemas en los huesos e incluso trastornos psiquiátricos. Por eso, con esto no se juega, es dieta sin gluten o dieta sin gluten. No hay más opciones. 

¿Qué es el gluten?

La palabra Gluten es la forma genérica con la que se conocen las glicoproteínas de ciertos cereales. Es un compuesto de valor nutricional casi nulo, pero sí muy atractivo por sus cualidades en la industria de la panificación.

El Gluten confiere esponjosidad, untuosidad y espesor a las mezclas. En el pan, el gluten está directamente relacionado con la acción de las levaduras y el volumen que adquieren las masas. 

Los compuestos englobados con el nombre de Gluten son: Gliadina, presente en el trigo, la Hordeína, que viene de la cebada y la Secalina, del centeno. La Avenina que es el compuesto de la avena no contiene gluten en estado puro, pero desde su cosecha, suele contaminarse y por eso entra en el grupo de cereales que no deberían consumir los celíacos a menos que estén muy seguros de su pureza. 

Si quieres comer avena lee nuestra sección del blog: la avena y la celiaquía. 

¿Cuánto es mucho gluten?

En productos procesados o industrializados lograr un 100% de inocuidad es tarea complicada.

De hecho, los productos etiquetados “sin gluten” pueden contener hasta 20 mg de gluten por kg de producto (20 ppm) según establece el Reglamento Europeo (UE) Nº 828/2014 [218] y que está en armonía con las normativas internacionales. 

Por eso, si no observas mejorías luego de llevar una estricta dieta sin gluten debes revisar cuánto en tu dieta es natural y cuántos son productos procesados gluten free e inclinar la balanza lo más posible hacia lo natural. 

Dieta sin gluten

Algunas consideraciones al respecto: 

  1. Dieta sin gluten no es lo mismo que dieta sin trigo. Es mucho más estricto. Implica un reto para la familia porque para evitar el riesgo de contaminación cruzada, en casa de un celiaco, sencillamente nadie debería cocinar con trigo, cebada o centeno, ni con alguno de sus derivados. Si por la razón que sea, esto es imposible, lee nuestro artículo para evitar la contaminación cruzada en casa y al comer afuera. 
  2. Saltarte la barrera de vez en cuando por la tentación es irresponsable y peligroso. Para no caer en eso, ayuda mucho internalizar que esto no es una dieta ocasional, es un estilo de vida permanente. 
  3. Contar con Snaks, botanas y chuches sin gluten puede ayudar a reducir la ansiedad. 
  4.  Que un producto esté correctamente etiquetado como Gluten free no significa que sea sano. En otras palabras: atiborrarte de comida chatarra no ayudará, así esté libre de gluten. 
  5.  Los celíacos que la llevan más fácil, son los que aprenden a cocinar más recetas y se divierten en el proceso. Y hablando de recetas…

Recetas sin gluten

¿Cuándo se descubrió la enfermedad?

Aunque había sido descrita desde hace aproximadamente 2000 años, ha sido un descubrimiento constante y creciente. Se ha acuñado «el iceberg de la celiaquía» para ejemplificar la cantidad de casos no diagnosticados; pero sirve también de analogía para ejemplificar todo lo que aún se ignora sobre síntomas y diagnóstico.

Por ejemplo, hace unas décadas se pensaba que los más afectados eran los niños. Hoy, se sabe que afecta a todos los grupos de edad, incluidos los ancianos.

Aretaeus siglo II a.c

Aretaeus usó el término griego «koliakos» a las personas que padecen la enfermedad, que significa «aquellos que sufren de los intestinos». De allí, se les llama celíacos. 

Samuel Gee 1888

Como patólogo del hospital de San Bartolomeo en Londres mantiene el concepto postulado por Aretaeus y describe el cuadro en niños.

Dicke WK. 1950

Describió formalmente la enfermedad celíaca y la asoció con el consumo de trigo. Además, describió la mejoría de los pacientes al dejar de consumir gluten. 

Según el Protocolo para el diagnóstico precoz de la enfermedad celiaca 2018 «La prevalencia estimada de la enfermedad celiaca en España oscila entre 1/71 en la población infantil y 1/357 en la población adulta.

Celíacos o celiacos: ¿Cómo se escribe?

Además de ser amantes de la salud, la alimentación sana y la vida plena, nos encanta la ortografía. Así que tratamos de respetar las normas de la autoridad en el tema: La Real Academia Española. 

La RAE reconoce la palabra celiaco como sinónimo válido de celíaco o celiaca. Simplemente lo define como un adjetivo relacionado con la medicina que hace alusión a esta enfermedad. Así que puede usarse cualquiera de los dos términos.

Saludparaceliacos: expertos en celiaquía

No te confundas. Somos buena vibra, pero no aficionados. Al contrario, nos hemos documentado a profundidad y comprendemos la enorme responsabilidad de hablar sobre salud en internet. 

En todos los casos, la información aquí expuesta proviene de fuentes científicas ampliamente reconocidas y con sus respectivas citas bibliográficas. Aunque tratamos de explicarlo de la forma más simple posible. 

También, las recetas para celíacos son de total confianza, son reseñadas con productos seguros y anulando al máximo el riesgo de contaminación cruzada.

Fuentes consultadas:

Araya, Q. M., & Parada, D. A. (2011). Poniendo al día la enfermedad celiaca. Revista Médica Clínica Las Condes22(2), 204-210.

Protocolo para el diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud (SESCS); 2018.

Sigala-Robles, R., Aguayo-Patrón, S. V., & de la Barca, A. C. (2018). Genética, ambiente y asma asociados a enfermedad celiaca en la familia extendida de un niño afectado. Revista de Gastroenterología de México83(2), 79-85.

Polanco, I., & Ribes, C. (1995). Enfermedad celíaca. Pediatria Integral1(2), 124.

Parapar, N. (2016). Celiaquía. Inmanencia. Revista del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) Eva Perón4(2).