Artículos en la categoría "nectar seguros de salud"
14jul
0



¿Vacaciones sin sobresaltos? Incluye en tu maleta los productos y fármacos imprescindibles contra quemaduras solares, picaduras, dolores de cabeza y diarrea.

Las son sinónimo de diversión, pero conviene ir preparados para que ningún pequeño sobresalto nos las estropee. Por eso, además de la maleta, prepara un , que puede sacarte de más de un apuro.

No se trata de llevar la farmacia a cuestas, sino algunos productos básicos teniendo en cuenta el destino al que nos dirigimos y las dolencias más comunes: quemaduras solares, dolencias estomacales, cortes o picaduras de mosquitos, entre otras.

¡Toma nota!

Los básicos…

• Vendas.
• Gasas.
• Tijeras.
• Curitas.
• Termómetros.
• Antisépticos.
• Analgésicos.
• Repelentes de insectos y productos que alivian picaduras.
• Protector solar y cremas hidratantes.
• Analgésicos.
• Antidiarreicos.
• Laxantes.
• Antiácidos.
• Antipiréticos.

Ten en cuenta el destino…

La mayoría elije un destino de sol y playa, donde la protección solar es el producto infaltable en la maleta. Al igual que un analgésico, tanto para adultos como para niños (si viajas con ellos). Si tu elección incluye deportes, como vela, senderismo o aventura, no olvides incluir una crema antiinflamatoria en tu .

Si vas a viajar a un país exótico, no dejes de ponerte al tanto sobre los consejos al viajero. Por ejemplo, si necesitarás ponerte vacunas, sobre picaduras de insectos o la potabilidad del agua.

No olvides…

• Llevar contigo las medicinas que necesitas para toda la estancia, en caso de padecer alguna enfermedad crónica (puede que en tu destino te cueste encontrarla).
• Averiguar antes de llegar a tu destino el centro de , clínica, hospital y farmacia más cercanos.
• Llevar siempre la tarjeta sanitaria contigo.
• Bebe agua mineral embotellada.
• Si viajas con niños, incluye las especialidades farmacéuticas acordes a su edad en, por ejemplo, antihistamínicos y analgésicos.
• Llevar siempre a mano el teléfono de atención de tu póliza de . Por ejemplo, estés donde estés, llamando a al 91 384 04 29 al te aclararemos todas tus dudas sobre el cuadro médico u hospital que estabas buscando.

19nov
0

Las vitaminas, las proteínas, los carbohidratos y los minerales son fundamentales para combatir la tristeza estacional. El cambio de estación altera la duración de las horas de sol, hecho que influye en muchas personas de forma muy negativa. La explicación se halla en el cambio de las funciones del cerebro que regula sus órdenes a las hormonas en función de la luz solar. Este es el caso del sueño, la sensación de hambre, el humor y la temperatura corporal.
Por ese motivo, cuando empieza el otoño algunas personas padecen una gran falta de apetito, o bien todo lo contrario, un hambre voraz que, en ocasiones, provoca un aumento significativo del peso. A otras personas, el cambio de estación les provoca insomnio, mal humor o sensación de cansancio, pero lo que es más común es la depresión otoñal y el sentimiento de apatía.

¿Qué hacer para sentirse bien?

La alimentación juega un papel importante en el estado de ánimo de una persona. De hecho, muchas de las que padecen depresión suelen seguir ciertas elaboradas con el objetivo de estimular su estado de ánimo e influir en él de forma positiva.

La dieta para el bienestar

Las proteínas son unos de los nutrientes esenciales en estos casos. Son beneficiosas porque contienen aminoácidos necesarios para la producción de neurotransmisores que son los encargados de estimular la sensación de bienestar, buen humor, calma y felicidad.

Este tipo de nutriente se encuentra en carnes, pescados, huevos y leche, pero para las personas que lleven una dieta vegetariana también se pueden consumir cereales integrales, legumbres y frutos secos como alimentos vegetales que contienen una buena cantidad de proteínas.

Por otro lado, los hidratos de carbono proveen al organismo de energía y además participan en el proceso de creación de serotonina, un neurotransmisor fundamental para el bienestar que regula el estado de ánimo y el sueño.

Por último, también es importante realizar un consumo de productos ricos en vitaminas y minerales como el calcio, el magnesio, el litio y el hierro. Cabe destacar el plátano y las espinacas como alimentos ricos en hierro, y la manzana como aporte de una gran dosis de litio. Las legumbres y los cereales pueden ser buen aliado para enriquecer el organismo con vitaminas.

Es esencial, no olvidar el cuidado de la alimentación durante toda la época del año, pero hay que prestar una atención especial en otoño para mantener el organismo y el estado de ánimo en las mejores condiciones. Compañías como , apuestan por los hábitos saludables necesarios para el personal.

Así, prestando más a la dieta diaria se puede estimular el estado de ánimo y combatir la depresión de otoñal.