Si fuésemos Superman, la kryptonita sería el gluten, por lo tanto debemos mantenernos siempre al margen de él y los alimentos que lo contienen.  Entonces, si aún no los conoces, entérate cuáles son los alimentos prohibidos para celíacos:

Alimentos kriptonita 😉 o prohibidos para celíacos

Son todos aquellos que comprometen la salud del celíaco. Esto se debe a que algunas proteínas del gluten como las gliodinas, tripsina, hidratos de cadena corta e inhibidores de la amilasa alteran el revestimiento del intestino delgado promoviendo la malabsorción.

Por lo tanto, debe evitarse el trigo, la cebada, el centeno, kamut, espelta y en algunas ocasiones la avena. No debe ingerirse nada preparado con sus derivados como harinas, féculas, almidones o sémolas. Ni otro ingrediente compuesto con ellos tales como los aditivos de muchos alimentos procesados.

¿Cuáles son los principales alimentos prohibidos para los celíacos?

El trigo es el principal enemigo. Hablemos de uno solo de sus componentes: la aglutenina del germen de trigo: es una lecticina versátil y es capaz de unirse a muchas células e interfiere con las enzimas digestivas. Puede provocar una reacción autoinmune, como lo es la generación de anticuerpos contra el tejido al que se una.

Cebada y centeno: estos cereales están presentes en muchas malteadas y mostos. Y ejercen influencia en la elaboración de sirope, vinagre y ciertos licores. Al igual que el trigo, se encuentran en muchos aditivos que ayudan a crear características en los alimentos procesados usados para aglutinar, espesar, emulsionar y estabilizar.

Por lo tanto no debe comerse pan, galletas, bizcochos, y casi cualquier producto de pastelería elaborado con cualquiera de esos cereales mencionados. Lo mismo ocurre con las pastas, el trigo Candeal, la sémola y el germen de trigo.

Pero muchas veces no están claramente descritos en las etiquetas de los productos, sin embargo, hay una forma de saberlo, a continuación te mostramos cómo identificarlos:

  • Proteína vegetal
  • Hidrolizado de proteína vegetal
  • Jarabe de malta o extracto de malta
  • Espesantes
  • Amiláceos
  • Levadura
  • Fécula
  • Sémola
  • Almidón
  • Almidones modificados
  • Harinas de trigo, cebada, avena y centeno

La harina de trigo es la más común en la cocina para elaborar masas tanto dulces como saladas, con ella podemos preparar gran diversidad de platos, pero además se puede conseguir oculta en muchas recetas en su uso como aglutinantes, para rebozar o espesar comidas, nombraremos las comidas más comunes que debemos evitar para mantenernos saludables:

Pan

Es un alimento nutricionalmente balanceado que forma parte de la dieta de gran parte del mundo, es obtenido por la acción de levaduras que fermentan el azúcar de la harina de trigo.

Galletas

Son productos alimenticios elaborados con harina de trigo en la mayoría de los casos, grasa comestible y agua, con adición de azúcar, aromas, huevos y especias.

Pasteles, bizcochos, tartas y demás productos de pastelería

La mayoría de los productos de pastelería son hechos con harina de trigo debido a las propiedades que esta le confiere a las masas, además del sabor y textura.

Conservantes, colorantes y aditivos

El gluten también puede aparecer o bien por contaminación cruzada o como conservante, colorante o endurecedor así que se debe tener especial cuidado aunque hay que decir que cada vez es más fácil encontrar de estos productos etiquetados “Sin Gluten” y la concienciación al respecto es cada vez mayor.

Para terminar, sabemos que hay gran cantidad de alimentos que son llamados genéricos debido a que por su naturaleza no contienen gluten pero debido a la contaminación cruzada, la adición de sustancias con gluten para conservar, aportar color, olor o textura o mejorar algunas propiedades estos pueden contener gluten.

Pastas alimenticias y sémola de trigo

Si las pastas son hechas de forma tradicional es con harina de trigo o sémola de trigo, por lo tanto están prohibidas en tu dieta.

Por otra parte, en cuanto a la cebada y el centeno son también cereales de gran consumo a nivel mundial, se encuentran en la preparación de malteadas y mostos así como en la fabricación de vinagre, sirope y algunos licores.

Ahora bien, es común el uso de algunos de estos cereales en la industria alimenticia como emulsionante, espesantes, aglutinante y estabilizadores por lo tanto siempre se debe leer las etiquetas de los productos manufacturados antes de comprar para asegurarnos de su consumo saludable a sabiendas de que muchos son los casos en que estas no son específicas; a continuación te mostramos algunas de las formas en que puede verse de manera oculta el gluten en una etiqueta.

No consumir alimentos que contienen en su etiqueta

  • Proteína vegetal
  • Hidrolizado de proteína vegetal
  • Malta o extracto de malta
  • Jarabe de malta
  • Fécula
  • Amiláceos
  • Levadura
    Espesantes
  • Sémola
  • Almidón
  • Almidones modificados

Otros alimentos prohibidos que tal vez desconoces

  • Trigo Candeal
  • Harina de Graham
  • Triticum
  • Trigo Kamut
  • Espelta
  • Germen de trigo y salvado de trigo
  • Chocolates y golosinas

Alimentos que el celíaco debe evitar

Los ingredientes son importantes, pero también las condiciones donde se procesa la comida debido a la gliadina, que es la parte tóxica del gluten para el celíaco y mide unos 7,5 nanómetros. Es capaz de atravesar las paredes intestinales y las barreras hemato-encefálicas y dañar cualquier tejido a su paso.

Es por eso que cualquier traza de gluten en la alimentación es perjudicial, muchos alimentos procesados podrían contener, esta u otra fracción de gluten:

  • Cremas de verduras procesadas, hortalizas precocinadas, verduras deshidratadas o manipuladas como las papas fritas congeladas, las legumbres enlatadas, a granel y germinados de soja conservados.
  • El gazpacho, la fruta IV gama, y frutas deshidratadas como los higos, las mermeladas y confituras.
    Jugos de frutas con aditamentos.
  • Carnes precocinadas en salsa y hamburguesas para preparaciones instantáneas.
  • Los embutidos como, salchichas, chorizos, morcillas y albóndigas.
  • Sucedáneos del pescado como el surimi.
  • El huevo hilado o liofilizados.
  • Lácteos en polvo o yogurt en polvo, las margarinas. Algunos yogures con trozos de fruta. Algunos productos lácteos como los flanes, helados y las natillas podrían tener trazas de gluten.
  • Los quesos manipulados: como el queso de untar, o el mousse.
  • Las sopas comerciales y las salsas procesadas, así como los cubitos de caldo.
  • El curry procesado y molido.
  • La estevia, la nevazúcar o azúcar avainillado.
  • Algunos chocolates, en forma de tabletas, cremas, bombones y coberturas.
  • Los aceites aromatizados podrían contener conservantes con gluten.
  • Los licores cremosos.
  • Las cervezas.
  • El té en bolsitas y el café de cápsulas o instantáneo.
  • Algunas gelatinas de colores, ciertas golosinas y la levadura química.
  • Harina de Graham
  • Triticum

Entonces siempre que la etiqueta no lo especifique debemos cuidarnos de: algunos embutidos, quesos, salchichas, hamburguesas, aderezos, salsa de soja, imitaciones de pescado, leche y yogurt en polvo, licores cremosos, preparados cárnicos, mermeladas en fin alimentos procesados en general por lo que revisar las etiquetas de los productos es fundamental en una vida sin gluten.

No te olvides que los ingredientes en los productos alimenticios cambian frecuentemente, entonces siempre debes chequear los productos antes de comprar.

Si quieres leer sobre los aditivos que contienen gluten, revisa nuestra sección de Códigos E