Cuando se trata de comida saludable para celíacos, la palabra es alimentos genéricos y la despensa debe estar llena de ellos, en vez de orientarse siempre a comprar procesados gluten free.

Descarga aquí el Informe sobre alimentos genéricos de la Federación de Asociaciones de Celiacos de España

¿Qué son los alimentos genéricos?

Los alimentos genéricos son alimentos 100% seguros, que no dependen se la marca o procesamiento para ser consumidos por celíacos, sino que en su estado natural o primario, no representan ningún riesgo como una manzana o el arroz.

Tienen la facilidad de que en general puedes comprarlos con total seguridad sin importar la marca, pero por eso, debes estar muy seguro de cuáles son genéricos y cuáles no.

La única precaución en esta caso, es que una determinada marca por ejemplo empaquete arroz y harina de trigo en la misma planta. En ese caso, pudiera haber contaminación y las empresas deben dejar la advertencia en la etiqueta.

Aunque estés comprando un alimento genérico, debes tener la precaución de revisar la etiqueta por si dice: «puede contener trazas de gluten».

Alimentos genéricos según FACE

Para ayudarnos, la Federación de Asociaciones de Celiacos de España divide los alimentos de la siguiente manera.

Genéricos: Libres de gluten por naturaleza.
No genéricos, que a su vez se dividen en:

Convencionales: Aquellos que por su proceso de elaboración o formulación pueden resultar contaminados con gluten.

Específicos: Aquellos formulados específicamente para personas celiacas.

No aptos: Aquellos que contienen cereales con gluten o derivados de los mismos.

arrurruz
  • USDA CERTIFICADO Y PURO: Especias seleccionadas a mano con fuentes éticas, cultivadas en la India. Pertenece a la familia Maranta arundinacea. Origen único Contenido mineral enriquecido.
  • FÁCIL, RÁPIDO Y CONVENIENTE: solo agregue este polvo a las salsas, sopas, etc., para una deliciosa experiencia de comida sabrosa cocinada en casa como un restaurante. Agregue el polvo de arrurruz a los productos de panadería para aligerar la textura.
  • HECHO PARA USO DOMÉSTICO DE COCINA Y RESTAURANTE – Contiene (1.25 LBS, 20 OZ) en frascos grandes de doble grado de grado alimenticio para facilitar el vertido y el almacenamiento. Cuchara o usa el tamiz para rociarlo.
  • SABOR 100% AUTÉNTICO Y SATISFACCIÓN GARANTIZADA: Úselo como espesante para guisos, jaleas, pudines y salsas. Gran valor como poco va un largo camino. El mejor sabor está
  • GARANTIZADO: Sin GLUTEN, Sin OGM, Sin COLESTEROL, Sin GRASA, Sin BPA, VEGANO, Producto de la India, embalado en EE. UU.

Sobre los alimentos saludables

Los alimentos saludables son aquellos que aportan los nutrientes necesarios para mantener en correcto funcionamiento el organismo. Se basa en un conjunto equilibrado de proteínas, vitaminas, minerales, lípidos, hidratos de carbono y suficiente agua.

Gracias a una alimentación saludable se previenen enfermedades como la hipertensión, osteoporosis, diabetes, obesidad, anemia, enfermedades cardíacas y cáncer. Es por esto que debemos cuidar lo que ingerimos, estas decisiones diarias favorecen una excelente calidad de vida.

Mucha gente ha optado por la dieta libre de gluten como una opción de alimentos saludables. Pero la mayoría de los alimentos sin gluten no son fortificados, carecen de minerales y vitaminas y son ricos en carbohidratos, por lo que deben complementarse adecuadamente.

Según los estudios de la Organización Mundial de la Salud se concluye que aproximadamente 1,7 millones de muertes al año son relacionados con la mala nutrición, principalmente a la falta de consumo de verduras y frutas.

Recomendaciones generales para obtener Alimentos Saludables

A pesar de la gran variedad de guías alimenticias y expertos en la materia que pretenden orientar al consumidor, la OMS solo da 5 reglas para una dieta sana:

  1. Consumir el mismo contenido de calorías gastadas.
  2. Incrementar alimentos vegetales a la dieta: frutas, nueces, legumbres, verduras y cereales.
  3. Sustituir la grasa con ácidos grasos.
  4. Menos azúcar.
  5. Disminuir la sal y el sodio, y en su lugar emplear la sal yodada.

Para determinar la cantidad de ingredientes hay que tomar en cuenta la edad y actividades de cada individuo. Aunque la disponibilidad varía de un sector a otro, estos consejos favorecen a tener una vida más saludable.

“La gente debe consumir menos calorías…” en palabras de Ricardo Uauy Profesor, Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Reino Unido. Quien forma parte del grupo de expertos en redactar un informe de la OMS en conjunto con la FAO relacionando a la dieta con enfermedades crónicas:

1. Consumir el mismo contenido de calorías que el cuerpo usa ¡No más!

El informe que reúne los estudios de 30 expertos enfatiza que el consumo de alimentos ricos en calorías debe ser igual al gasto energético. Ya que su abuso, está relacionado con la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Medida que debe aplicarse tanto a los alimentos como a la ingesta de bebidas alcohólicas o energéticas. De hecho, para la OMS no existe un nivel saludable para las bebidas alcohólicas. Generalmente su consumo prolongado causa efectos a largo plazo, tales como enfermedades cardíacas, cáncer, daño hepático y trastornos mentales.

2. Incrementar alimentos vegetales a la dieta

Debido a la complejidad de nuestro organismo, es preciso alimentarlo con una variedad de nutrientes para que ejerza bien sus funciones. Además, favorecen a la recuperación y mantenimiento de la salud.

A diario, deben consumirse todos los grupos nutricionales: frutas, proteínas, legumbres, verduras y cereales. Y mejor si se consumen alimentos integrales y frescos.

3. Sustituir la grasa con ácidos grasos

Un estudio sobre el consumo alto de grasas trans industrializada, indica que aumenta el 30% de enfermedades cardíacas y derrames. Aunque el organismo requiera algo de grasa, es mejor disminuir su ingesta o hacer sustituciones, como por ejemplo:

  • Reemplazar la mantequilla por aceite de soja, girasol o maíz.
  • Las carnes blancas son más bajas en grasa.
  • La comida asada es tan buena como la frita, pero más saludable.
  • Muchos alimentos procesados contienen grasas trans.

4. Menos azúcar

Además de afear la dentadura, aumenta el riesgo de obesidad, y sus consecuentes afecciones de salud. Una forma de disminuir su consumo es fijarnos en el contenido de azúcar contenidas en los alimentos que consumimos.

Una lata de refresco contiene 10 cucharadas de azúcar, por lo que la recomendación es limitarlo. También disminuir bebidas energéticas, gaseosas, o concentrados endulzados. En cuanto a los bocadillos prefiera los frescos en lugar de los procesados.

5. Disminuir la sal y el sodio, y en su lugar emplear la sal yodada

La OMS recomienda 5 gramos de sal al día (una cucharadita), pero los estudios han concluido que la mayoría de la población mundial consume más del doble. Aunque su abuso aumenta la presión arterial que es la principal causante de derrames cerebrales y enfermedades cardíacas.

Para disminuir su consumo, puedes tomar en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Modera el uso de sal al cocinar, reduce los condimentos salados como la salsa de soja.
  • Evita los alimentos procesados como refrigerios, si debes usar enlatados elige los que no llevan sal agregada, y menor contenido de sodio.
  • Quita el salero de la mesa, es una medida drástica pero efectiva. Verás que pronto las papilas gustativas se adaptan