Conociendo la enfermedad celíaca clásica

La idea de esta entrada es conocer a profundidad sobre la enfermedad celíaca. Descubrirás sobre qué trata esta enfermedad, cuáles son los síntomas, cómo se manifiesta, cuál es el tratamiento y cuáles son los tipos de celiaquía conocidos.

¿Qué es la celiaquía?

También se le conoce como enfermedad celíaca. Se trata de un trastorno de tipo autoinmune y sistémica. Se caracteriza porque las personas que la padecen presentan una intolerancia recurrente a la presencia de gluten en el organismo.

Esta enfermedad que se manifiesta como una enteropatía, afecta al intestino delgado sin embargo puede presentar un cuadro bastante variable de sintomatologías diversas. En este caso, el intestino va perdiendo la mucosidad y vellosidades indispensables para el procesamiento de los nutrientes provenientes de los alimentos.

Esta enfermedad puede ser genética, es decir, la transmisión se da de padres a hijos durante la concepción. Aunque no hay estudios concluyentes que demuestren esta teoría y aparte, se han dado casos donde la persona no tiene antecedentes familiares de celiaquía y aun así, apareció en su organismo la enfermedad.

El gluten: ¿Qué es?

El gluten es una glucoproteína de bajo valor nutritivo. Está presente en diversos cereales de gran consumo masivo, tal es el caso del trigo, el centeno, la avena y la cebada. Esta proteína está compuesta por distintos tipos de péptidos; la gliadina, presente en el trigo; la hordenina, que se encuentra en la cebada, y la secalina del centeno.

En las personas celíacas, esta proteína es difícil de digerir o descomponer. Esto hace que se acumule en el intestino para posteriormente desencadenar una serie de reacciones metabólicas que activarán al sistema inmunológico e inflamaran la mucosa intestinal.

¿Por qué es importante diagnosticar la enfermedad?

Cuando una persona padece la enfermedad y no se le da un diagnóstico preciso, puede tener complicaciones graves en su salud. No será simplemente que le den retorcijones o malestares estomacales, la cuestión va más allá

Como el gluten no se digiere, en caso de padecer celiaquía, la acumulación de esta proteína en el organismo se transformará en un péptido, el cual pasará al torrente sanguíneo dañando otras células del cuerpo. La mucosa intestinal también sufrirá daños, se hará más permeable y se dañarán las paredes y vellosidades indispensables para absorber los nutrientes.

Al no saber lo que ocurre por consecuencia del gluten, las personas pueden desarrollar otras enfermedades como osteoporosis, trastornos neurológicos, trastornos cardiovasculares y hasta cáncer.

Síntomas de la celiaquía.

El cuadro clínico de esta enfermedad, en su forma clásica, suele expresarse como une enfermedad gastrointestinal típica. Sin embargo, la enfermedad abarca mucho más. Aparte de esto, los síntomas pueden variar entre los pacientes.

Sintomatología clásica:

● Vómitos.
● Diarreas.
● Distensión abdominal.
● Crecimiento alterado.
● Hipotonía.
Síntomas y signos presentado por los niños.
● Diarrea.
● Apatía.
● Estados de ánimos alterados.
● Vómitos.
● Dolor abdominal.
● Lento crecimiento y bajo peso.
● Anorexia.
● Malnutrición.
● Anemia ferropénica.

Síntomas y signos presentado por los adolescentes.

Aunque suelen ser asintomáticos, los adolescentes pueden llegar a presentar los siguientes signos y síntomas.

● Dolor abdominal.
● Cefaleas o migrañas.
● Dolor articular.
● En el caso de las mujeres, menarquía e irregularidades menstruales.
● Estreñimiento.
● Movimiento intestinal irregular.
● Baja estatura.
● Osteopenia.
● Queratosis pilar.

Síntomas y signos presentado por los adultos.

● Dispepsia.
● Diarrea crónica.
● Dolor abdominal.
● Síndrome de intestino irritable.
● Dolores óseos y articulares.
● Infertilidad, abortos recurrentes.
● Ansiedad, depresión, epilepsia, ataxia.

Conclusiones

En resumen, la celiaquía no es simplemente tener intolerancia el gluten. Es una enfermedad sistémica y autoinmune que daña la mucosa intestinal encargada de la absorción de los nutrientes. Esto tendrá repercusiones graves en las personas si no se diagnostica a tiempo.

Deja un comentario