La celiaquía y otras enfermedades autoinmunes asociadas

En la enfermedad celíaca se da una agresión provocada por la proteína de gluten, en el intestino delgado, llegando a inflamarlo y atrofiando las vellosidades del tracto intestinal. Por esta razón la celiaquía se caracteriza como una enfermedad autoinmune porque se ataca al sistema inmunológico del organismo.

Ahora bien, las enfermedades del tipo autoinmunes casi nunca aparecen solas, existen otras enfermedades autoinmunes que pueden aparecer antes o después del diagnóstico de celiaquía, las cuales también deben ser tratadas a tiempo para evitar mayores complicaciones en la salud.

En esta entrada, verás cuáles son esas otras enfermedades autoinmunes asociadas a la enfermedad celíaca. Te explicaremos de forma sencilla cada una de las patologías así como la sintomatología general que presentan cada de estas enfermedades.

La celiaquía puede cursar son otras enfermedades autoinmunes.

La enfermedad celíaca es una patología autoinmune. Se le conoce como enfermedad autoinmune a aquellas patologías que afectan o destruyen a las células sanas del sistema inmunitario, esto hace que el mismo cuerpo comience a crear una o más enfermedades que terminan dañando los tejidos y órganos del cuerpo.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune, en la cual se comienza a rechazar la proteína de gluten proveniente del trigo y otros cereales como la cebada, el centeno y la avena. Pero esta no es la única enfermedad, la celiaquía puede aparecer antes o después de otras enfermedades autoinmunes que tenga un individuo.

Aunque en la mayoría de los casos, las otras enfermedades han aparecido como consecuencia del recurrente daño que produce el gluten en el intestino delgado. Es por ello que se hace crucial tener un diagnóstico preciso de celiaquía lo antes posible, para detener a tiempo el consumo de gluten y evitar daños mayores.

Estudios de reciente publicación, han demostrado que después de diez años que un paciente ha iniciado el tratamiento y control de la enfermedad celíaca, los riesgos de desarrollar alguna otra enfermedad autoinmune se reducirán considerablemente.

Otras enfermedades autoinmunes asociadas a la celiaquía.

Según las partes del cuerpo que se vean afectadas, se pueden clasificar y nombrar de la forma siguiente:

Afecciones de la piel: es el tipo de enfermedad más recurrente y que manifiestan la gran mayoría de pacientes celíacos. Las patologías cutáneas que podemos encontrar dentro de esta clasificación son: psoriasis, vitiligo, alopecia y dermatitis.

● Psoriasis: es una descamación que se produce en la superficie de la piel y es muy dolorosa. Suele aparecer con más frecuencia en las partes del cuerpo donde se pliega la piel.

● Vitiligo: es una enfermedad que destruye o elimina los melanocitos presentes en la piel, es decir, el componente que da la pigmentación característica a la piel, en consecuencia, la enfermedad se aprecia como manchas blancas irregulares en la piel.

● Alopecia: es la caída o perdida constante del cabello de la persona y bien puede ser, de forma total o parcial. Los episodios más graves suelen ocurrir cuando en el paciente aumentan los niveles de estrés y ansiedad.

● Dermatitis: son erupciones o ampollas eritematosas que suelen aparecer en la piel, especialmente donde existen pliegues. Generalmente suelen aparecer luego de que un paciente ha consumido alguna proteína de gluten.

Afecciones del sistema hepático: en este caso, la función hepática se ve comprometida porque existe un aumento de las enzimas hepáticas en la sangre del paciente. Esto se produce porque los hepatocitos no pueden realizar su trabajo correctamente.

Es probable que aparezcan enfermedades como la hepatitis o el considerable aumento de la bilirrubina. Si observamos que el paciente presenta ligera hinchazón o molestia del lado derecho del abdomen o si aparece una pigmentación amarillenta en la piel o en la zona del ojo, debemos acudir inmediatamente al médico especialista.

Trastornos del sistema endocrino: estas afecciones ponen en riesgo al metabolismo el cual puede generar unas enfermedades cuyo control o tratamiento es más difícil que el de la celiaquía. En todo caso, las enfermedades de este tipo más conocidas son.

● Hipertiroidismo o hipotiroidismo: es una afección producida en la glándula tiroidea. En el hipertiroidismo la tiroides produce demasiada hormona y caso contrario es el hipotiroidismo, donde la glándula tiende a producir poca hormona. Generalmente se manifiesta con trastornos del sueño y bajada o subida de peso abrupta.

● Diabetes mellitus: Es la enfermedad metabólica más común en el mundo. Es un ataque que el propio cuerpo realiza a las células pancreáticas que sintetizan y liberan la insulina. Con problemas en producir insulina, los pacientes tienen dificultades para procesar los hidratos de carbono.

Trastornos neurológicos: son muy poco frecuentes. Generalmente quien padece de estos trastornos es porque existe un daño estomacal y del tracto digestivo bastante crítico relacionada con la absorción de nutrientes y la consecuente falta de vitaminas.

En todo caso lo que ocurre es que el sistema nervioso comenzará a sufrir de desmilienización y esto afectará las funciones motoras del cuerpo o de los sentidos. Algunos de los síntomas más comunes son: cefalea aguda, migraña, trastorno o retraso psicomotor en los niños disminución de la fuerza muscular.

Afecciones del sistema óseo: también se ven afectadas las articulaciones. Entre las enfermedades más conocidas podemos nombrar: la osteoporosis, y la artritis reumatoidea. En la primera los huesos se vuelven frágiles por no absorber bien el calcio y en la segunda se van destruyendo los tejidos de las articulaciones.

Consideraciones finales.

Estas enfermedades que te hemos explicado, pueden aparecer de un momento a otro. Es por ello que los médicos deben realizar todos los exámenes pertinentes para detectar la celiaquía a tiempo y evitar estas complicaciones de salud en los pacientes.

Si ya has sido diagnosticado con enfermedad celíaca pero todavía no te has concientizado en cuanto a tu enfermedad es momento de hacerlo. Lo primero y más importante que debes hacer es comenzar a eliminar el gluten de tu vida de una vez por todas.

Si continúas con la ingesta de gluten tu cuerpo sufrirá daños y lesiones que serán difícil de reparar y en algunos casos hasta será imposible. El consumo de gluten inflamará tu mucosidad intestinal y destruirá las vellosidades que se presentan en el intestino y cuya función no es otra que absorber los nutrientes indispensables.

Deja un comentario