Normas a seguir en la dieta sin gluten para celíacos

Hasta los momentos no existe un tratamiento que sirva para curar la celiaquía. Sin embargo, esta puede ser controlada fácilmente si tan solo dejas de consumir gluten. Una vez que eliminas el gluten de tus comidas, la calidad de vida va a mejorar y tanto tu intestino delgado como otros órganos y tejidos dejaran de dañarse a consecuencia del gluten.

La celiaquía no es una simple intolerancia al gluten, la enfermedad, que es del tipo autoinmune, daña las células de tu cuerpo y en especial las del yeyuno que es donde se procesan los nutrientes necesarios para sostener nuestro organismo.

La dieta libre de gluten, supone la desincorporación inmediata de aquellos alimentos que contienen gluten o trazas del mismo de nuestra alimentación. Por ende, se debe incorporar alimentos aptos, sustitutos y libres de gluten. Debes consultar a tú médico y al nutriólogo.

Es importante que recuerdes estar alerta de los sitios donde comes o donde prepares tu comida, la contaminación cruzada por gluten puede estar presente y sin quererlo, pueda que termines ingiriendo gluten y cuando te des cuenta de ello ya será muy tarde.

Normas generales que debes seguir en una dieta sin gluten.

1. Antes de iniciar una dieta exenta de gluten debes haberte realizado los exámenes pertinentes y estar en control con tu médico especialista.

2. Si te han diagnosticado con celiaquía, debes saber que la dieta libre de gluten es para toda la vida y que debes evitar a toda costa, ingerir gluten por el bien de tu salud.

3. Los alimentos donde puedes encontrar gluten son: el trigo, la avena, la cebada y el centeno. Los derivados de estos cereales (harinas, almidones, sémolas, entre otros) son una fuente alta de gluten.

4. Los productos naturales, también conocidos como genéricos, pueden ser parte de la alimentación de un celíaco. Se incluyen aquí las carnes, pescados, frutas, verduras, tubérculos, legumbres y cualquier otro alimento siempre y cuando no sean algunos de los cereales prohibidos mencionados anteriormente.

5. Casi todos los productos elaborados pueden contener gluten aunque su materia principal no contenga gluten. Esto pasa porque se le añaden luego otros productos que pueden contener trazas de gluten, tal es el caso de espesantes, colorantes, aglutinantes, entre otros.

6. Rechaza aquellas comidas que en su cocción o preparación utilicen la cerveza. La base de la cerveza, que es cebada, contiene gluten y esto será dañino para tu salud.

7. No debes freír tus alimentos en el mismo aceite que usaste para freír algún alimento que contenga gluten.

8. La norma principal dice que si tienes alguna duda, aunque sea muy pequeña, sobre un producto que vas a consumir, mejor no lo consumas. Debes ir siempre por lo seguro y consumir alimentos que te garanticen estar libres de gluten.

9. Revisa con ayuda de tu médico, los medicamentos que vas a consumir. Los excipientes que utilizan los medicamentos casi siempre se basan en harinas y almidones que contienen gluten procedente del trigo, avena, cebada o centeno.

Siguiendo estas normas, tendrás una alimentación sana, balanceada y lo más importante, libre de gluten, para que puedas cuidar tu salud y mejorar tu calidad de vida.

Deja un comentario