15nov
0

Cheese cake sin gluten


Si eres celíaco o tienes algún que padece esta enfermedad, anota esta receta, para que pueda disfrutar sin privaciones.

Ingredientes para un molde de 26 cm:

1/2 kg de queso crema permitido sin gluten.

3/4 taza de azúcar.

2 huevos.

3 cucharadas de crema de leche.

1 cdta de esencia de vainilla.

1/2 cucharada de fécula de maíz.

Ralladura de 1 limón, 250 g de galletas dulces sin gluten molidas.

Leche descremada c/n. 

Preparación: 

Enmantecar el molde, humedecer las galletas molidas con un poco de leche y colocar en la base del molde.

Luego mezclar en un recipiente el queso crema, el azúcar, la crema de leche, los huevos, la fécula, la esencia de vainilla y la ralladura del limón hasta lograr una mezcla homogénea, sin batir, para que quede bien compacto.

Cocinar en horno bajo aproximadamente 40 minutos hasta que la torta este firme.

Puedes colocar papel aluminio si deseas que quede bien blanca. Enfriar bien antes de desmoldar. Lo ideal es prepararla el día anterior. Decorar con frutillas y frambuesas.

25jun
0

No es fácil ser un niño celíaco, ya que esto limita por completo la alimentación del pequeño, en una edad en donde todo se les antoja. Pero puedes encontrar ricas y deliciosas recetas sin TACC para que los más pequeños de la familia puedan disfrutar aún siendo celíacos.

Comer bien no es sencillo para un niño celíaco, más cuando los pequeños siempre quieren comer lo que no pueden. Pero utilizando un poco el ingenio y algunos ingredientes que sí están permitidos para su alimentación, podrás preparar interesantes recetas. Te acerco esta receta para empanadillas riquísima.

Empanadillas para celíacos:

Ingredientes:

150 gramos de harina sin gluten.

Medio vaso de vino blanco.

Medio vaso de agua.

Una cucharadita de sal.

25 gramos de mantequilla.

Preparación:

Tomar una cacerola y calienta el agua con el vino (se evaporará el alcohol al hervir), la sal y la mantequilla. Una vez que entro en ebullición, apagar el fuego y colocar directamente el harina.

Mezclar bien hasta que se forme una masa homogénea, retirar y taparla con un paño húmedo. Dejarla reposar media hora y con ella podrás hacer discos para rellenar empanadillas.

Espolvorear harina y estirar bien fina la masa, cortando en círculos con una taza o algún elemento acorde al tamaño que le quieras dar. Rellénalas con lo que tu imaginación decida y fríelas.

27dic
1

Te acerco algunos trucos para la cocina de un celíaco:

Cuando nos vemos obligados disminuir drásticamente el número de productos elaborados que comemos, se nos reducen también las posibilidades de variación en nuestra cocina. Te acerco algunos trucos para ampliar el horizonte de los platos.

Un buen reemplazo de cremas para pastelería puede ser la crema de almendras, existen distintas marcas, es un producto naturalmente libre de gluten, pero siempre hay que mirar si tiene aditivos.

En vez de la crema pastelera clásica, podemos utilizar una papilla de harina de maíz con leche desnatada y azúcar, a la que se batirá junto con una lata pequeña de melocotón en almíbar.

Una deliciosa mousse la obtendremos batiendo leche condensada desnatada o entera con melocotón (en almíbar o natural) o piña (mejor natural). Podemos agregar por encima fideos de chocolate.

Crema de chocolate: papilla de maíz, pero agregando cacao en polvo puro y un poco de caramelo líquido casero.

Un truco para hacer más esponjoso el bizcocho es batir en la masa una manzana.

Otros artículos en alimentos, celiacos, salud

Etiquetado en Tags:

07jun
4

Celíacos, dieta sin gluten


Una vez que se ha diagnosticado la enfermedad celíaca, el tratamiento posible, único existente radica en mantener una dieta estricta sin gluten y toda la vida.

Algo tan simple como es almorzar o cenar fuera de casa, puede suponer una tortura para un enfermo celíaco, porque su intolerancia al gluten le expone a padecer graves alteraciones orgánicas si no ha establecido previamente el menú que le van a servir.

Una de cada 100 personas puede ser celíaca, pero sólo el 10 por ciento de los afectados está diagnosticado.

Una de las dificultades de la vida cotidiana que deben enfrentar las personas celíacas es la necesidad de comer fuera de su casa, en un restaurante, en la escuela, en un hospital o cuando van de vacaciones.

La cesta de compra de un celíaco, que s e ve obligado a obtener alimentos sin gluten, supone alrededor de 1.600 euros al año más que la de un ciudadano normal.

Está comprobado que el consumo continuado de pequeñas cantidades de gluten, puede perjudicar las vellosidades intestinales o causar otras alteraciones y/o trastornos importantes, inclusive en ausencia de síntomas.

La enfermedad celíaca (EC) radica en una intolerancia permanente a las proteínas del gluten, proteína que forma parte del trigo, la cebada, la avena y el centeno, en personas que están genéticamente predispuestas a ello y a quienes causa una atrofia severa de la mucosa del intestino delgado, por ende, favorece la mala absorción de nutrientes.

La celíaca es la enfermedad crónica intestinal más frecuente y se estima que una de cada 100 personas puede sobrellevarla. De acuerdo a los datos del Instituto Español Tomás Pascual para la Nutrición y la Salud, no más del 10% de los celíacos están diagnosticados y si no se reconoce a tiempo el problema, en la edad adulta puede causar en algunos casos, enfermedades muy severas.