05oct
0

Celiaquía en la adultez


Esto implica el comienzo de una dieta libre de trigo, avena, centeno y cebada, sin TACC, es la única viabilidad de abordaje de esta patología, la cual que no tiene cura. Existe un componente genético, por lo cual los especialistas aconsejan que cuando una persona es diagnosticada, todo su grupo familiar íntimo debe realizarse un análisis.

Se calcula que 1 de cada 100 personas padece celiaquía, aunque el 93 % desconoce su condición, en cifras, existen aproximadamente 400 mil celíacos, de los cuales sólo 25 mil lo saben con certeza.

Es la principal razón por la cual cada vez son más las personas que descubren que son celíacas en la adultez y no durante su infancia o adolescencia.

El aspecto positivo es que dado el aumento de la información y difusión de esta patología que se dio en el último tiempo, hecho visible en el crecimiento de los lugares de comida como también en la multiplicación de los productos específicos disponibles, son más los médicos que estiman que una persona con determinada sintomatología puede tener celiaquía, y encargan la realización de estudios, aun a una edad en la cual tal vez pasaron varios años desde la aparición de los primeros síntomas.

Síntomas: la cuestión se complica para la parcialidad de personas celíacas que no tienen síntomas. En ellos suele resultar mucho más complejo advertir qué está pasando, y encarar la puesta en marcha de una dieta libre de gluten, única posibilidad de tratamiento para esta patología.

Seguir una dieta libre de trigo, avena, centeno, cebada y sus derivados es la única forma de poder tratar la enfermedad y evitar el deterioro de la salud, es fundamental restringir el consumo de gluten no solo en lo referido a la alimentación y en otras cuestiones como los medicamentos o los productos de higiene personal y corporal.

Otros artículos en celiacos, salud

Etiquetado en Tags:, , , , , , ,

12dic
0

Ayuda en el móvil para celíacos. 

La tarea de cómo elegir un restaurante con menús sin gluten, consultar la lista de alimentos aptos para celíacos, o actualizar la información disponible sobre la enfermedad, es presentado por mobiCeliac, una aplicación para móviles que han desarrollado un grupo de profesores de la Universidad de Alcalá de Henares -Madrid, junto con la Asociación de Celiacos de Madrid (ACM) y la empresa de software Equalter.

Aún se encuentra en desarrollo, pero 5.000 personas se han descargado ya esta aplicación gratuita compatible con PDA, tablets y teléfonos de última generación, que puede obtenerse en la web de mobiceliac, en versiones en castellano, catalán e inglés.

De momento, en mobiCeliac están disponibles los 2.500 productos certificados por la marca de garantía ‘Controlado por FACE’ -un sello que asegura la idoneidad del producto para este colectivo-, aunque se actualizará la información a medida que aparezcan productos.

Como el único tratamiento conocido contra la enfermedad es llevar a cabo una dieta estricta exenta de gluten,  el control de la información nutricional de los alimentos es esencial; hasta ahora la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) editaba una guía en papel con todos los productos calificados como  aptos para celíacos, pero no podía consultarse de forma on-line, ni mucho menos a través del teléfono.

La nueva aplicación posibilita acceder a esta lista desde cualquier parte y a través de un buscador, por lo que el proceso de localización de un producto resulta sencillo y rápido, por su versatilidad, ya se han interesado por ella asociaciones de celíacos de otros países.

La lista de alimentos, en mobiCeliac está disponible además información sobre la enfermedad y referencias a hoteles y restaurantes que ofrecen menús aptos para las personas celíacas, por ahora sólo se incluyen detalles sobre locales del área de Madrid, pero los creadores también están trabajando en la ampliación de estos datos.

Quizás en el futuro se desarrollen varias versiones de la aplicación, una más básica y otra más completa, con extras por los que sí podrían cobrarse pequeñas cantidades, a pesar de que todavía no se ha decidido nada en forma definitiva.

Otros artículos en celiacos, salud

Etiquetado en Tags:,

18nov
0

Un plan de alimentación sin gluten de por vida es la base del tratamiento de las personas que tienen enfermedad celíaca.

¿Pueden incluirse estas restricciones dentro de un plan de alimentación  vegetariano?.

La celiaquía es una enfermedad señalada por una alergia e inflamación intestinal frente al contacto con proteínas de cereales como trigo, cebada, avena y centeno.

De esta forma, la ingesta de gluten causa una mala absorción de nutrientes a nivel intestinal. El consumo esporádico de pequeñas cantidades de esta sustancia puede causar alteraciones nutricionales y otros trastornos como anemia, deficiencias vitamínicas, osteopenia y pérdida de peso.

Los signos y síntomas que se puedan observar tendrán que ver, entre otras cosas, con la porción del intestino afectado.

Los 4 prohibidos:

Una dieta sin gluten responsabiliza eliminar por completo todos los alimentos y subproductos que contengan trigo, centeno, cebada y avena, los mismos pueden reemplazarse por el consumo de otras harinas como la de arroz, mandioca o maíz.

Una dieta vegetariana:

Las dietas vegetarianas restringen la ingesta a alimentos del reino vegetal. pueden presentarse algunos déficits nutricionales, si estos planes no se encuentran debidamente planificados.

Otros artículos en celiacos, salud

Etiquetado en Tags:, , , , ,

28oct
1

Son comunes las presentaciones monosintomáticas u oligosintomáticas como la anemia, que no responde al tratamiento, trastornos dermatológicos, neurológicos, alteraciones en la reproducción como infertilidad o abortos espontáneos, trastornos psiquiátricos y procesos neoplásicos como la enteropatía asociada al Linfoma T.

La mayoría de los pacientes celíacos que pueden tener diferentes formas de la enfermedad:

Silente: asintomático, con complicaciones intestinales, sólo detectable en un screening, presenta anticuerpos específicos positivos.

Latente:  asintomática y con anticuerpos específicos positivos o negativos pero con lesiones histológicas mínimas.

Potencial: con morfología de la mucosa normal, anticuerpos negativos pero con una elevada posibilidad de desarrollar la enfermedad.

Si bien el gold standard para el diagnóstico es la biopsia, la detección de anticuerpos específicos para la enfermedad es una herramienta muy útil especialmente en la detección de poblaciones monosintomáticas o asintomáticas.

Los más utilizados son:

Anticuerpos contra componentes alimentarios.

Anticuerpos antigiadina (a- AGA).

Anticuerpos anti péptidos deaminados de gliadina. (a-DPG).

Autoanticuerpos.

Anticuerpos anti endomisio (a-EMA).

Anticuerpos anti transglutaminasa (a-tTG).

Los anticuerpos anti AGA están guiados contra la gliadina, uno de los componentes del gluten, ricos en glutamina y prolina.

Los anticuerpos anti-DPG, son los anticuerpos de elección y son excelentes para el seguimiento de pacientes con dieta libre de gluten, lo mismo que con los anticuerpos a-EMA IgA, los niveles séricos de a-tTG IgA se relacionan con el grado de daño intestinal.

Los anticuerpos a-DPG  IgA y los a-tTG IgA son una herramienta de screening en la resolución para una biopsia intestinal, son útiles en casos de enfermedad celíaca atípica o subclínica y en el estudio de grupos de riesgo como los parientes en primer grado de pacientes celíacos, grupo en el cual el riesgo de padecer la enfermedad puede llega hasta un 10%.

Otros artículos en celiacos, salud

Etiquetado en Tags:, ,

22ago
1

Estos remedios solo son aplicables acompañados de una dieta correcta sin gluten y con la ayuda del médico o dietista profesional.

Regaliz:

La raíz de Regaliz cuenta con propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias de la mucosa gástrica, evita o tratar la inflamación y además previene los calambres. Infusión, una cucharada pequeña de raíz seca triturada por vaso de agua, beber 2 tazas al día

Cebolla:

Por su elevado contenido en Quercetina reduce la inflamación, una decocción de una cebolla con piel en un litro de agua y beber el agua a lo largo del día

Pysylliumn o zaragatona:

Las semillas de esta planta son ricas en mucílagos, los cuales pueden absorber el exceso de agua de un intestino con heces muy aguadas, evitan el estreñimiento y aflojan las heces por lo que ayuda a la expulsión, una cucharada sopera por vaso de agua por las mañanas. Beber un par de litros al día como mínimo,  si se presenta una reacción adversa, suspender el tratamiento.

Valeriana:

Ayuda a reducir el estrés y los espasmos de los músculos intestinales. Preparar una infusión de una cucharadita de hierba seca por taza de agua. Beber un par de tazas al día.

Otros artículos en celiacos, salud

Etiquetado en Tags:, ,

15ago
1

La fitoterapia en el tratamiento de la enfermedad celiaca que emplea una serie de plantas cuya función es la siguiente:

Plantas antiinflamatorias que relajan el intestino irritado y desinflamen la zona.

Plantas con propiedades cicatrizantes que colaboran a recuperar la mucosa intestinal.

Plantas astringentes que controlen el exceso de heces blandas.

Entre algunas plantas se encuentran las siguientes:

Manzanilla:

Ofrece propiedades antiinflamatorias y relajantes que pueden ayudar a disminuir la inflamación, a prevenir la hinchazón y disminuir el dolor, gracias a sus propiedades vulnerarias evita el deterioramiento de la pared intestinal. Puede tomarla como infusión, una cucharada de flores secas por taza de agua y beber 2 tazas al día

Malvavisco:

Cuenta con mucílagos, excelente para el tratamiento de las mucosas irritadas, la presencia de taninos frenar el exceso de deposiciones. Infusión, una cucharada pequeña de flores y hojas secas por taza de agua durante 10 minutos, beber dos tazas al día

El uso correcto de estas plantas en verdad ofrece mucha ayuda a la personas celiacos, colabora en la recuperación intestinal, a pesar de esto, se debe hacer una consulta con el médico acerca de la dosis y formas de uso.

El tratamiento natural de la enfermedad celiaca implica el uso de una serie de recursos naturales que pueden ser de gran ayuda para mejorar la salud de las personas enfermas.

Otros artículos en celiacos, salud

Etiquetado en Tags:, ,

07jun
1

Avena apta para celíacos


El tratamiento dietético de la celiaquía y también de la dermatitis herpetiforme (enfermedad de la piel frecuentemente asociada a la intolerancia al gluten), trae la exclusión de la dieta de todos los cereales como así también de todos sus derivados con este compuesto.

Son sustituidos por aquellos que no lo contienen, tales como el arroz, el maíz y otros menos comunes en nuestra cultura alimentaria como el mijo y el sorgo.

La intolerancia a la gliadina del gluten, la proteína tóxica, cursa con una respuesta inmunológica que causa daño a nivel de la mucosa del intestino delgado, con la mal absorción generalizada de los nutrientes de los alimentos.

La proporción de la mal absorción dependerá de la porción de intestino delgado que s encuentra afectada. La dietoterapia posibilita a la mucosa intestinal recuperarse, con la mejora de la absorción de nutrientes y reducción del riesgo de trastornos relacionados, como debilitamiento del estado general y en los casos más graves, anemia u osteoporosis.

El papel que juega la avena en la celiaquía, dado que es un alimento muy nutritivo, desde hace años se llevan muchas investigaciones para clarificar las dudas de médicos y nutricionistas acerca de su efecto en el tratamiento dietético de las personas celíacas.

La avena no se consume en grano, se utiliza como ingrediente esencial para preparar muchos productos derivados como los copos, las galletas o las tortas de avena.

La confirmación de que la avena no posee gliadina, la sustancia más tóxica del gluten (esta prolamina en la avena se denomina avenina, y su cantidad es menor), posibilitaría incluir este cereal en el plan dietético de aquellas personas que padecen celiaquía, ampliando la gama de productos alimenticios tolerados.

07jun
4

Celíacos, dieta sin gluten


Una vez que se ha diagnosticado la enfermedad celíaca, el tratamiento posible, único existente radica en mantener una dieta estricta sin gluten y toda la vida.

Algo tan simple como es almorzar o cenar fuera de casa, puede suponer una tortura para un enfermo celíaco, porque su intolerancia al gluten le expone a padecer graves alteraciones orgánicas si no ha establecido previamente el menú que le van a servir.

Una de cada 100 personas puede ser celíaca, pero sólo el 10 por ciento de los afectados está diagnosticado.

Una de las dificultades de la vida cotidiana que deben enfrentar las personas celíacas es la necesidad de comer fuera de su casa, en un restaurante, en la escuela, en un hospital o cuando van de vacaciones.

La cesta de compra de un celíaco, que s e ve obligado a obtener alimentos sin gluten, supone alrededor de 1.600 euros al año más que la de un ciudadano normal.

Está comprobado que el consumo continuado de pequeñas cantidades de gluten, puede perjudicar las vellosidades intestinales o causar otras alteraciones y/o trastornos importantes, inclusive en ausencia de síntomas.

La enfermedad celíaca (EC) radica en una intolerancia permanente a las proteínas del gluten, proteína que forma parte del trigo, la cebada, la avena y el centeno, en personas que están genéticamente predispuestas a ello y a quienes causa una atrofia severa de la mucosa del intestino delgado, por ende, favorece la mala absorción de nutrientes.

La celíaca es la enfermedad crónica intestinal más frecuente y se estima que una de cada 100 personas puede sobrellevarla. De acuerdo a los datos del Instituto Español Tomás Pascual para la Nutrición y la Salud, no más del 10% de los celíacos están diagnosticados y si no se reconoce a tiempo el problema, en la edad adulta puede causar en algunos casos, enfermedades muy severas.

28mar
4

El tratamiento de esta enfermedad radica principalmente en una dieta sin gluten, baja en grasas pero rica en otras proteínas, vitaminas y minerales. Llevando a cabo una dieta adecuada puede mejorar los síntomas aunque el organismo tarda un tiempo en recuperar su estado normal.

Te acerco este plato saludable, fácil de realizar, es una entrada liviana, baja en calorías y sin gluten. La particularidad que tiene esta receta libre de gluten es que además de ser apta para celíacos también  resulta excelente para diabéticos ya que carece de harinas y grasas.

Es muy rica si se la presenta con una temperatura ambiente y además es ideal para combinar con carnes o aves a la parrilla.

Receta de budín de zanahorias y romero sin gluten:

Ingredientes:

700 grs de zanahorias.

250 grs de queso untable magro.

4 huevos (o claras).

1 cucharadita de romero picado y fresco.

Sal y pimienta a gusto.

Preparación:

Cocina las zanahorias al vapor hasta que se encuentren bien tiernitas. Después procésalas y agregar un poco de caldo desgrasado o agua.

Mezclar el puré que resulta de este preparado con el queso y los huevos, condimentar con el romero, sal y pimienta, a gusto.

Aceitar con spray vegetal una budinera y cocinar a horno moderado alrededor de 40 minutos. Cuando se encuete a punto esperar a que se entibie para poder desmoldarlo.

Servir con carnes o bien acompañada de una guarnición de tomates con albahaca y aceite de oliva.

28mar
0

Este alimento además de ser muy nutritivo es un plato saludable cuando el hambre ataca. Te acerco esta receta saludable, una receta simple pero muy deliciosa, unas bolitas de patatas, aptos para las personas celíacos y que además es ideal para prepararles junto a los niños y acompañar una porción de carne.

El tratamiento de la enfermedad celiaca es exclusivamente dietético y trata en eliminar los cereales que poseen gluten y los productos preparados a partir de ellos. Es necesario eliminar cantidades muy pequeñas de gluten en la alimentación.

Receta de bolitas de patatas sin gluten:

Ingredientes:

Puré con 800 grs de patatas.

3 cucharadas de aceite de oliva.

1 cebolla picada.

1 Cebollín picado.

Ajo picadito.

2 huevos.

Aceite de oliva (o común) para freír.

Calentar el aceite de oliva y rehogar el cebollín junto con el ajo, luego escurrir y mézclalos con el puré. En otro bol batir las claras a punto nieve y por separado batir ligeramente las yemas. Agregar primero estas últimas a la preparación anterior y luego añadir las claras.

Mezclar todo con movimientos suaves y envolventes para darle aire a la mezcla.

Tomar porciones con cuchara y échalas sobre el aceite caliente y cocinar hasta que estén listas y escurrirlas bien para quitar el exceso de materia grasa.