Celiaquía latente

En esta sección aprenderás todo sobre la celiaquía latente. ¿Qué es? ¿cuáles son los síntomas? y los grupos de riesgo.

Vale recalcar que al abordar este tema, mucha de la información que abunda en internet está desactualizada, es ambigua y hasta incorrecta.

Por ello, es apropiado comenzar explicando que las clasificaciones de celiaquía no son arbitrarias y que dependen de los organismos competentes para su diagnóstico.

Enfermedad celíaca latente: pacientes que tomando gluten en el momento de ser evaluados presentan una mucosa “normal”, pero que en un tiempo anterior o posterior padecieron (o desarrollarán) una enteropatía característica.

Es decir, se trata de una forma de una forma “dormida” de enfermedad celíaca en la cual la mucosa intestinal es normal o tiene alteraciones mínimas (solo con aumento de linfocitos intraepiteliales o una densidad elevada de los receptores gamma/delta en las células T).

Síntomas de celiaquía latente

La mayoría de las personas que padecen celiaquía latente no lo saben porque puede ser asintomática. De hecho, cuando los síntomas clásicos aparecen, la forma “latente” es cosa del pasado.

Entonces, este término sirve para identificar un grupo de personas que se encuentran bajo el llamado Iceberg celíaco, que tienen la predisposición genética o fueron diagnosticados en la niñez (por biopsia) y no recayeron después del desafío con gluten.

La celiaquía latente está directamente relacionada con el momento del estudio. Hay riesgo futuro y/o pudo haber enfermedad en el pasado.

Tienes riesgo de padecer enfermedad celíaca latente si...

  1. Tras pruebas, presentaste anticuerpos EMA y/o tTG positivos en alguna etapa de tu vida.
  2. Fuiste diagnosticado en la infancia pero ya no tienes síntomas.
  3. Eres familiar de primer grado de una persona celíaca.
  4. Al comer gluten, presentas marcadores serológicos (anticuerpos EMA y/o tTG) positivos, pero con vellosidades intestinales conservadas.
  5. Al realizar pruebas genéticas, se demuestra predisposición con base en la presencia de haplotipos de riego DQ2 o DQ8.
  6. Padeces Síndrome del intestino irritable sumado a la predisposición genética.

Con respecto al último punto, varios estudios sugieren que hasta un tercio de los pacientes con SII-D realmente representan sujetos con EC latente o potencial; aunque hay controversia al respecto.

Si es latente, es una forma de decir que existe posibilidad de padecerla o repetirla en algún momento de la vida. Mientras que la celiaquía potencial es cuando, además de la posibilidad, el riesgo es alto.

Diagnóstico de enfermedad celíaca latente

Los componentes del diagnóstico no serán jamás especulaciones o presunciones. Debe constar de pruebas que pueden incluir:

1. Biopsia intestinal.
2. Pruebas serológicas.
3. Estudios de marcadores genéticos.
4. Análisis de la historia clínica y/o diagnósticos previos.

Este diagnóstico es tan complicado que cualquiera podría sentirse en riesgo. No obstante, lo importante es que, si tienes la predisposición genética o alguna vez fuiste diagnosticado como celíaco, estés atento.

Es fundamental realizar seguimiento según la recomendación de tu médico especialista.

También puede interesarte

Tipos de celiaquía y afecciones relacionadas al gluten

Enfermedad celíaca refractaria​

Intolerancia al gluten no celíaca

Fuentes, recursos y estudios científicos que han servido de base para este artículo:

Araya, Q. M., & Parada, D. A. (2011). Poniendo al día la enfermedad celíaca. Revista Médica Clínica Las Condes22(2), 204-210.

Controversia médica en torno a la EC. Dr. José María Remes-Troche Laboratorio de Fisiología Digestiva y Motilidad Gastrointestinal Instituto de Investigaciones Médico Biológicas. Universidad Veracruzana, Veracruz.

Grupo de trabajo del Protocolo para el diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca.Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. (SESCS); 2018.

Hernández, J. V., & Peral, R. D. (2001). Celiaquía y atención primaria. SEMERGEN-Medicina de Familia27(1), 14-23.

Pérez, E. C., Sandoval, M. J., Schneider, S. E., & Azula, L. A. (2008). Importancia del diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca. Revista de Posgrado de la VIa Cátedra de Medicina178, 17-21.

Polanco, I., & Ribes, C. (1995). Enfermedad celíaca. Pediatria Integral1(2), 124.